Noticias

Eres de Dios, no del César

Publicado el 18/10/2014

[Oficina de Servicios Pastorales del Real Monasterio. Textos: Traducción de la CEE]

1. Domingo XXIX del Tiempo Ordinario. Domingo Mundial de la Propagación de la Fe [DOMUND]

[Ciclo A: Isaías 45, 1. 4-6; 1 Carta a los Tesalonicenses  1, 1-5b;  Mateo 22, 15-21].

Apóstol: “Bien sabemos, hermanos amados de Dios, que él os ha elegido y que cuando se proclamó el Evangelio entre vosotros no hubo sólo palabras, sino además fuerza del Espíritu Santo y convicción profunda, como muy bien sabéis”.

Evangelio: “Los fariseos llegaron a un acuerdo para comprometer a Jesús con una pregunta. Le enviaron unos discípulos, con unos partidarios de Herodes, y le dijeron: [...] Dinos, qué opinas: ¿es lícito pagar impuesto al César o no? Comprendiendo su mala voluntad, les dijo Jesús: Hipócritas, ¿por qué me tentáis? Enseñadme la moneda del impuesto. Le presentaron un denario. Él les preguntó: ¿De quién son esta cara y esta inscripción? Le respondieron: Del César. Entonces les replicó: Pues dad al César lo que es del César y a Dios lo que es de Dios?”.

2. Meditación

A espaldas de Jesús, los fariseos llegan a un acuerdo para prepararle una trampa decisiva. No vienen ellos mismos a encontrarse con él. Le envían a unos discípulos acompañados por unos partidarios de Herodes Antipas. Tal vez, no faltan entre estos algunos poderosos recaudadores de los tributos para Roma. La trampa está bien pensada: “¿Es lícito pagar impuestos al César o no?”. Si responde negativamente, le podrán acusar de rebelión contra Roma. Si legitima el pago de tributos, quedará desprestigiado ante aquellos pobres campesinos que viven oprimidos por los impuestos, y a los que él ama y defiende con todas sus fuerzas. La respuesta de Jesús ha sido resumida de manera lapidaria a lo largo de los siglos en estos términos: “Al César lo que es del César y a Dios lo que es de Dios”. Pocas palabras de Jesús habrán sido citadas tanto como éstas. Y ninguna, tal vez, más distorsionada y manipulada desde intereses muy ajenos al Profeta, defensor de los pobres.

Jesús no está pensando en Dios y en el César de Roma como dos poderes que pueden exigir cada uno de ellos, en su propio campo, sus derechos a sus súbditos. Como todo judío fiel, Jesús sabe que a Dios “le pertenece la tierra y todo lo que contiene, el orbe y todos sus habitantes” (salmo 24). ¿Qué puede ser del César que no sea de Dios? Acaso los súbditos del emperador, ¿no son hijos e hijas de Dios? Jesús no se detiene en las diferentes posiciones que enfrentan en aquella sociedad a herodianos, saduceos o fariseos sobre los tributos a Roma y su significado: si llevan “la moneda del impuesto” en sus bolsas, que cumplan sus obligaciones. Pero él no vive al servicio del Imperio de Roma, sino abriendo caminos al reino de Dios y su justicia.

Por eso, les recuerda algo que nadie le ha preguntado: “Dad a Dios lo que es de Dios”. Es decir, no deis a ningún César lo que solo es de Dios: la vida de sus hijos e hijas. Como ha repetido tantas veces a sus seguidores, los pobres son de Dios, los pequeños son sus predilectos, el reino de Dios les pertenece. Nadie ha de abusar de ellos. No se ha de sacrificar la vida, la dignidad o la felicidad de las personas a ningún poder. Y, sin duda, ningún poder sacrifica hoy más vidas y causa más sufrimiento, hambre y destrucción que esa “dictadura de una economía sin rostro y sin un objetivo verdaderamente humano” que, según el papa Francisco, han logrado imponer los poderosos de la Tierra. No podemos permanecer pasivos e indiferentes acallando la voz de nuestra conciencia en la práctica religiosa”.

José Antonio Pagola [http://blogs.periodistadigital.com/buenas-noticias.php/]

3. Contemplación

Ya ves que no se trata de evadirte de la realidad con devociones y fervores. Te parecerás a Dios, llevarás su imagen en tu cara, lo adorarás en Espíritu y Verdad, si actúas como él, Padre clemente y misericordioso, y no como los ídolos que te exigen impuesto.

Oh Dios, que quieres que todos los hombres se salven y lleguen al conocimiento de la Verdad, mira tu inmensa mies y envíale operarios, para que sea predicado el Evangelio a toda criatura, y tu grey, congregada por la palabra de vida y sostenida por la fuerza de los sacramentos, camine por las sendas de la salvación y del amor. Por nuestro Señor Jesucristo, tu Hijo, que vive y reina contigo en la unidad del Espíritu Santo y es Dios.

Francisco, al oír el Evangelio

«Cierto día se leía en esta iglesia el evangelio que narra cómo el Señor había enviado a sus discípulos a predicar; presente allí el santo de Dios, no comprendió perfectamente las palabras evangélicas. Terminada la misa, pidió humildemente al sacerdote que le explicase el evangelio. Como el sacerdote le fuese explicando todo ordenadamente, al oír Francisco que los discípulos de Cristo no debían poseer ni oro ni plata ni dinero; ni llevar para el camino alforja ni bolsa ni pan ni bastón; ni tener calzado ni dos túnicas, sino predicar el reino de Dios y la penitencia, al instante, saltando de gozo, lleno del Espíritu del Señor, exclamó: «Esto es lo que yo quiero, esto es lo que yo busco, esto es lo que en lo más íntimo del corazón anhelo poner en práctica». Rebosando de alegría, se apresura inmediatamente el santo Padre a cumplir la doctrina saludable que acaba de escuchar; no admite dilación alguna en comenzar a cumplir con devoción lo que ha oído. Al punto desata el calzado de sus pies, echa por tierra el bastón y, gozoso con una túnica, se pone una cuerda en lugar de la correa. Desde este momento se prepara una túnica en forma de cruz para expulsar todas las ilusiones diabólicas. Se la prepara muy áspera, para crucificar la carne con sus vicios y pecados; se la prepara, en fin, pobrísima y burda, tal que el mundo nunca pueda ambicionarla. Todo lo demás que había escuchado se esfuerza en realizarlo con la mayor diligencia y con suma reverencia. Pues nunca fue oyente sordo del Evangelio sino que, confiando a su feliz memoria cuanto oía, procuraba cumplirlo a la letra sin tardanza».
Fray Tomás de Celano, Vida Primera de san Francisco, cap. IX, 22.

 Agenda del Santuario

La Oficina de Información del Real Monasterio comunica que a la Misa del Peregrino del domingo, 19 de  octubre (12 de la mañana), acudirán muchos devotos de toda España a honrar a la Madre del Señor manifestada en Guadalupe.  Entre ellos estarán los jóvenes, seminaristas y presbíteros de la Peregrinación diocesana de Toledo y el Claustro de profesores del Colegio Mater Salvatoris (Madrid). A todos deseamos una agradable estancia entre nosotros, cargada de dones espirituales. Conviene, no obstante, que las peregrinaciones reserven día y hora de celebraciones por correo electrónico: rmsmguadalupe@planalfa.es
El domingo 19 tienen anunciada su visita un grupo de ciclistas peregrinos del club la Pájara (Guareña, Badajoz); el viernes 24 recibiremos varios grupos de peregrinos de Alemania y Austria; el sábado 25 vendrá una peregrinación de la parroquia san Juan Bautista de Fuenlabrada (Madrid) y otra de fieles de Francia.  Ese mismo día esperamos la Peregrinación diocesana de Jóvenes de la diócesis de Córdoba.
El Real Monasterio de Guadalupe y El Museo de Bellas Artes de Badajoz han organizado en Guadalupe un ciclo de Conferencias en el IV centenario de la muerte de El Greco. El martes 21 interviene el Dr. D. Román Hernández Nieves, Director del Bellas Artes de Badajoz (“El retablo como mueble litúrgico. La actividad retablística de El Greco”) y el jueves 23, lo hará el Dr. D. Javier Cano Ramos, Director del Centro de Conservación y Restauración de Bienes Culturales del GobEx (“El retablo extremeño de El Greco en la parroquia de la Talvera la Vieja”).  Las conferencias se darán en la Casa de Cultura de Guadalupe, a las 20. 30h.
Categoría : Noticias
  • Comparte :
Comentarios desactivados

Hit Counter provided by Sign Holder